Your address will show here +01 (414) 230- 5550
Libertad Bajo Palabra
Uncategorized

Libertad. Tremenda palabra. Durante años la tuve disociada de otra igualmente tremenda: Pareja. Creía que estar en una relación de pareja era sinónimo de vivir en una cárcel. Con el paso de los años, esa sensación se fue acrecentando hasta el punto que solo soñaba con salir corriendo, romper los barrotes que me mantenían presa y huir de «eso» que me retenía «contra mi voluntad». Ahora que leo lo que escribo me doy total cuenta de que lo realmente tremendo fue vivir con esta ilusión: Aquello que me «encarcela» está fuera deSEE DETAILS

Continue Reading
Uncategorized

Notas al paso de algo que creo.Ella cree que con los años necesita más filtros en las fotos y retoques con complejas aplicaciones para celular. Aún no se da cuenta que es hermosa tal y como es.Él piensa que ninguna mujer lo amará porque no es lo suficientemente guapo o fitness y porque su billetera no tiene dinero. Todavía no está listo para ver su belleza más allá de todas esas cosas.Nos pasamos la vida creyendo todas esas mentiras y otras aún peores. Las creemos porque las vemos reflejadas en los medios de comunicación,SEE DETAILS

Continue Reading
Uncategorized

(Para mí)Llevo algunos días dándole vueltas a esta idea. Esto de evadir la Navidad o saltármela. A estas alturas puedes estar pensando que soy una especie de Grinch (¡el cabello como lo tengo ahora ayuda mucho en la imagen!). De hecho, yo misma me he llegado a considerar así. La historia del Grinch tiene que ver con robar los regalos, porque finalmente son estos lo que «hacen» la Navidad. Sin embargo, en el libro (y en la película) se concluye que el verdadero espíritu navideño no está en todas esasSEE DETAILS

Continue Reading
Uncategorized

Es la frase que me soltó mi hijo esta tarde. La cogí con aparente dignidad y me la puse en los pies, para salir a caminar con ella.Sé que mi ego está en juego. Soy escritora además de coach ontológica, pero no logro que mi hijo se interese ni un ápice por la lectura. Nada me funciona. He probado todo tipo de métodos, desde los más cálidos y amorosos hasta los más rastreros (incluido el soborno). ¡Nop! Así, con «p». Simplemente no quiere. Así que esta tarde he caminado conSEE DETAILS

Continue Reading
Uncategorized

Nada más y nada menos.Crecí en un ambiente en el cual decir: «Soy magnífica», era imposible. Y no solo me refiero a mi casa, en realidad estoy hablando de todo mi país. Durante años hemos negado lo que somos. Recuerdo la frase que me soltó un amigo español hace un tiempo: «¡Ustedes creen que decir que uno vale es soberbia! Cuando no es otra cosa que aceptar una realidad. Les enseñan que humildad y autoreconocimiento son antónimos. ¡Eso es hipocresía!», concluyó. Ese comentario me cayó muy fuerte. En verdad era muy difícil paraSEE DETAILS

Continue Reading
Uncategorized

Tengo 46 años. Hoy mi viejo, Oscar Vicente Montalvo Finetti, tendría 88. Acabamos de sacar las cuentas con mi hermana menor. En 2016 escribí y publiqué mi primer libro: 100 textos tardíos. Sé que escribir sana, lo he vivido en carne propia. He experimentado la liberación que significa contar lo que se guarda en el alma. En mi libro tuve un espacio especial con mi padre. Mientras estuvo vivo (falleció en 2006), mi relación con él no fue buena. Aunque esto de bueno o malo es tan relativo, finalmente él cumplió aSEE DETAILS

Continue Reading
Uncategorized

No recuerdo en qué momento ocurrió, solo sé que de pronto me di cuenta que no estaba respirando. Simplemente había dejado de inhalar y exhalar como cualquier ser humano que se jacte de estar vivo. No tengo idea de cuánto tiempo llevaba así, solo recuerdo haber sentido que el aire me faltaba y que, por alguna razón que entonces no podía entender, me resistía a dejar que saliera lo que había acumulado en mis pulmones. Y como es obvio, si no sale el aire que tenemos dentro, el aire nuevo noSEE DETAILS

Continue Reading
Uncategorized

Hace años me llamó por teléfono una amiga. Ella estaba desesperada. Se sentía muy mal. En realidad, sentía que quería terminar una relación que a todas luces era tóxica, pero no sabía cómo lograrlo. En ese momento se me ocurrió esta idea: Si prendes un cerillo (palo de fósforo) y comienza a quemarse, ¿cuándo lo sueltas?, le pregunté. Su respuesta fue simple: «antes de que me queme».Lo mismo debería ocurrir en el mundo emocional, pero nos aferramos a aquello que nos daña pensando que cambiará, que dejará de hacernos daño eSEE DETAILS

Continue Reading
Uncategorized

Yo escribo desde lo que vivo. Me resulta inevitable.Hace unos días fui con unos amigos a la playa. No soy una mujer de playa. Aunque tal vez deba decir que lo que no soy es de las que se emocionan por ir. Me gusta sentarme en la orilla con una cerveza en la mano y ver el mar. No sé nadar, entonces no disfruto de mares movidos. Pero esta vez decidí entrar, mojarme, disfrutarlo. El Silencio es una playa limeña brava. Parece mansa, pero de pronto algo la enciende ySEE DETAILS

Continue Reading
Uncategorized

Este es un blog de viaje, no de viajes. Lo que aquí encontrarás son algunas partes de mi viaje por este planeta que llamamos Tierra y a través de la vida de esta mujer llamada Claudia Montalvo. De hecho, ese no es mi nombre verdadero. Tengo un nombre «simbólico» que se acerca mucho más a quien soy. Me llamo «Vengo del Pasado La PM». Lo de La PM no puedo explicarlo, a mí no me queda claro todavía. Lo de Vengo del Pasado sí fue clarísimo la primera vez queSEE DETAILS

Continue Reading
Uncategorized

¡Hola! Bienvenido/Bienvenida a mi blog.Escribo desde mi departamento en Lima, Perú. Afuera los contrastes son interesantes. Por mi ventana se puede ver la avenida Sergio Bernales y los hermosos árboles que la visten de verde en todas sus cuadras. En la acera del frente, dos edificios en construcción, camiones con cemento, maquinarias enormes y el ruido permanente de «hombres trabajando» entre las 8 am y 6 p.m. Solo por las mañanas, muy temprano, es posible apreciar el canto de las aves que persisten en alojarse aquí. Y esas pocas horasSEE DETAILS

Continue Reading